Entrevista a Óscar de Pablo

10 Oct

22/08/2012

En la nublada y fresca tarde del 18 de agosto, en Casa del Lago, se dio cita el poeta Óscar de Pablo (1979), galardonado con los premios Elías Nandino y Jaime Reyes, entre otros.

Dioses del México antiguoCoreografía cívica. Lo último que ha realizado junto a Damián Flores (1971), quién es el artista creador de las piezas que se intercalan con los versos, fue de donde extrajo los 4 poemas que recitó ante la audiencia que yacía sentada en el pasto y las piedras.

“Me interesa mucho incidir de alguna manera en el mundo de la poesía y en cómo se percibe la poesía, transformarla y transformar la consciencia de los lectores tanto de la poesía como del mundo”, comenta de Pablo.

Sobre el panorama actual de la poesía dice: “Creo que uno de los libros más representativo de los últimos tiempos es La Sodomía en la Nueva España de Luis Felipe Fabre, otros autores (que lee) son Alejandro Albarrán, Minerva Reinosa, Maricela Guerrero, todos ellos están haciendo un cambio en la poesía muy interesante, creo.”

“A la gente que no le interesaba la poesía, creo que tenían mucha razón hasta hace poco, porque la poesía tenía poco que ofrecer a mi generación, a mí mismo, y creo que sin embargo, está pasando un hecho histórico que las grandes librerías y las editoriales comerciales están bloqueando, están pasando totalmente por alto, pero creo que si los jóvenes de mi generación no se lo quieren perder, algo que está pasando en la casa de junto, en el departamento de junto, tienen que hacer un esfuerzo y buscar esta poesía en las lecturas, en las editoriales independientes, etc”

“Antes se tenía la sensación, yo pienso, de que bastaba con decir las cosas poéticamente para que fuera muy importante para la gente y expresar los sentimientos del poeta y eso se consideraba de una importancia mística. Y ahora sabemos que más que expresar nuestros sentimientos, que la verdad tienen relativamente poca importancia, la poesía puede usarse para descubrir cosas que son interesantes para todos. No existe ya la distinción entre el poeta que expresa y el lector que recibe sino que juntos, el poeta y el lector, descubren algo sobre el mundo; cambia su percepción del mundo, de alguna manera nos encabronamos juntos nos indignamos juntos con lo que está pasando. El tiempo, la realidad, la historia entran en la poesía, antes se consideraba que la poesía era un paréntesis donde no entraban esta cosas, no entraba el ruido de nuestra época y ahora es lo contrario, queremos ser un altavoz para el ruido, para los problemas, para las luchas de nuestro tiempo.”

Entre aplausos, tras leer sus poemas se despidió Óscar, autor de los libros Los endemoniados (2004),Sonata para manos sucias (2006) y El baile de las condiciones (2010) entre otros.

Con sencillez antes de retirarse, declaró en entrevista  “el poeta es otro trabajador, más allá de ser un místico iluminado”.

Redacción: Mauricio Domínguez / Fotografía: Adán Salvatierra
Todos los Derechos Reservados El Ojo en el Alfiler 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s