Luis Alberto Arellano

15 Oct

LUIS ALBERTO ARELLANO, Querétaro, 1976. Poeta y ensayista. Autor de los libros
Erradumbre (Mantis editores, 2003) y De pájaros raíces el deseo/D’oiseaux racines le
désir (Écrits des Forges/Mantis editores, edición bilingüe español-francés, 2006), y
de Plexo (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2011). Miembro del consejo editorial de Mantis editores, y
de las revistas Metrópolis y Los perros del Alba.

BLACKWATER

Es por eso que pregunto

si sabes descifrar los sueños.

Espero tu respuesta pronta, amable, afirmativa.

O es que los sueños,

aquella actividad craneana que se despliega en estado REM y

nos limpia poro a poro,

decía, los sueños están condenados

a terminar en el arroyo continuo de la nada.

El olvido viene en pliegues.

Es por eso que pregunto.

Todo comenzó como un domingo cualquiera, habían caído las

bombas: no internet, no gobiernos, sólo tribus y astucia. El

tipo de pueblo que te gustaría conocer.

Vino uno que se llama

como cualquiera de los apóstoles

y me pidió acompañarlo con otro que vende medicamentos.

decir,

Es

administró farmacia

que

antes

de

las

bombas

y

la

fuga

eléctrica

y tiene bajo su custodia (armas y fuego permanente)

grandes pociones que alivian

las membranas sutiles del cuerpo.

Siempre he dicho que lo cutáneo es un estuche de terciopelo.

Dentro encontrarás bisutería que algunos ahora comen golosos

por falta de cabra.

Éste, el bíblico, tenía auto que aún funcionaba.

En la cajuela cargaba un zombie que intentó morderme.

Lo guardaba ahí porque el zombie olía

perfecto el combustible para el auto.

un

Como

refinados.

zombie

varita

de

zahorí,

pero

para

hidrocarburos

Llegamos al otro, el de los narcóticos y los niños jugaban

con cabras montañesas, evidentemente radioactivas, su pelaje

cubría hasta las pezuñas y su cornamenta se cruzaba por su

frente en una X muy glamourosa. Muy alfa centauri. Cómo dices

que se llama

a eso: glosolalia, oráculo o esquizofrenía.

Oligofrénico me decían en las calles.

tipos

Los

zombie zahorí.

del

mendicamento,

pareja,

querían

a

cambio

el

Lo dejamos, lo comieron.

Así de simple el mercado cuando no hay leyes.

Trataron de venderme un niño de los de la calle.

Pero tú sabes que ya tengo hijos, uno.

Para qué más reveses argumentales,

para qué la retórica del yo lo digo.

Entonces los niños empezaron un juego que les divertía mucho.

Tomaron a una cabra, la mayor,

le rompieron las piernas con una barra de hierro

y luego azuzaban al animal para que los embistiera.

Entre gemidos de dolor y furia la cabra lanzaba cabezadas que

eran débiles empujones para los niños.

Qué crees que signifique.

Significa algo seguro.

Como los temblores de tierra, que significan acomodo de las

placas

planeta.

tectónicas.

Liberación

de

energía.

Puntos

para

el

Como los ovnis que significan NUNCA ESTUVIMOS SOLOS.

Como los árboles secos que significan destierro.

un

Somos

certeza de sus límites.

ciclo

de

caballos

batiendo

la

estepa

sin

mucha

Por

eso

hablar como nosotros.

las

estrellas

permanecen

mudas,

porque

no

saben

*

Sé que no has respondido.

Tus razones tienes: horror, olvido o ignorancia.

Todo es válido ahora que la vida flota

como a capas entre los humos de los cadáveres.

No sueño frecuentemente.

Por eso me pregunto qué significan.

Los egipcios lo tomaban en serio.

El faraón soñaba peste y ¡paff!,

caían las langostas a volver noche el día.

Los griegos no andaban muy lejos.

También tenían que interpretar los sueños.

Además había truco.

Los durmientes podían comunicarse con los muertos.

Aesclepio fundó una práctica de sanación

basada en el sueño.

El asunto era sencillo.

Llegabas, como podías, a cualquiera de sus templos,

dormías esa noche en el piso

y el dios médico brujo te visitaba,

ascultaba y receteba en sueños.

Al amanecer procedía pagar el hospedaje de esa noche única. O

sea que el sueño era una avenida de ida y vuelta.

Pero nosotros ni la gracia de Moctezuma que soñó su caída.

Porque hemos

perdido la claridad onírica.

Soñamos en idiomas extranjeros,

con vicios extranjeros.

Normal para esta decadencia.

Pero seguro tú sabes qué significan.

Los has estudiado.

Seguro tú reconoces sus bordes.

Te molesto con esa certeza.

Vino otro sueño.

Dos días después del primero.

Yo cuidaba un flanco de un fuerte militar.

Estábamos armados y entrenados.

Y vino una granada a volar la puerta en la que me apoyaba.

Perdí un ojo y la mandíbula colgaba.

No sentía dolor, sino presión en el ojo.

Como cuando tienes un ojo flojo: Ambliopía.

Síndrome del ojo perezoso.

Algo de eso se esconde en mis dioptrías cotidianas.

Y yo hablaba y hablaba con la gente,

pedía instrucciones, recibía y transmitía órdenes,

nadie

pero

gutural y que mi mandíbula colgaba del lado izquierdo,

se

atrevía

a

decirme

que

todo

era

un

sonido

unida por el tendón al craneo,

pero que el lado derecho había caído

y estaba y no estaba.

Nadie me advertía que no hablaba más,

sino gemía muy mamífero,

pero que la comunicación oral había pasado sin dejar muchas

huellas.

Aparecía en el sueño el mismo del nombre bíblico

y con cara de asco unía mi mandíbula

al lado derecho del cráneo, pero no se ajustaba.

Los sonidos eran peores en su definición.

Hice lo único sensato en ese momento y tiré con fuerza del

lado izquierdo para desprenderla toda.

Qué crees que signifique esto.

Las

cabras

relación entre sí.

radioactivas

y

la

mandíbula

suelta

tendrán

Te mando saludos.

Espero que tu familia encuentre sosiego pronto.

Todos por acá estamos contigo y los tuyos en este momento.

Espero tu respuesta pronta, amable, afirmativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s